Vicente de Pa煤l (1581?-1660)
Vicente de Pa煤l (1581?-1660) Vicente de Pa煤l naci贸 en una peque帽a casa rural en las afueras de la aldea de Pouy (que, desde el siglo XIX, se llama Saint Vincent de Paul en honor de su muy ilustre hijo), a unos cinco kil贸metros de la ciudad de Dax, en el departamento de Las Landas, situado al suroeste de Francia. En el lugar de su nacimiento, conocido hoy como el Berceau de Saint Vincent de Paul, se levanta una modesta construcci贸n de ladrillo y vigas de madera muy parecida a la casa en que naci贸 Vicente en abril de 1580 贸 1581 (el a帽o exacto no es seguro).  Tuvo que trabajar de pastor de ovejas y de cerdos. Curs贸 estudios primarios y secundarios en Dax, y posteriormente filosof铆a y teolog铆a en Toulouse. Se orden贸 muy joven, a los veinte a帽os, con la intenci贸n de ser p谩rroco de inmediato y as铆 poder ayudar a su familia.

Una serie de peripecias no muy bien conocidas dio con 茅l a los treinta a帽os en Par铆s, donde encontr贸 inicialmente algunas peque帽as ocupaciones sacerdotales hasta que por recomendaci贸n de un prestigioso amigo sacerdote, Pedro de Berulle, posteriormente cardenal, entr贸 en 1613 en la importante casa de los se帽ores de Gondi como preceptor de los ni帽os y posteriormente director espiritual de la se帽ora.

Los viajes por las tierras de los Gondi llevaron a Vicente a un conocimiento de primera mano de las lastimosas condiciones de vida materiales y espirituales de la poblaci贸n campesina, y tambi茅n del clero parroquial que les atend铆a con serias deficiencias. Esta experiencia y su propia evoluci贸n espiritual, le llevaron, no a la promoci贸n social de su familia o a la suya ,sino a la evangelizaci贸n y redenci贸n de la poblaci贸n campesina y a la formaci贸n de sus sacerdotes.

Su visi贸n, limitada en sus comienzos a la poblaci贸n campesina, se fue ensanchando hasta incluir condenados a galeras, enfermos pobres, ni帽os abandonados, soldados heridos, esclavos, ancianos desamparados, refugiados de guerra, nativos paganos de Madagascar. Para ello moviliz贸 a sacerdotes (Congregaci贸n de la Misi贸n, Conferencias de los Martes, hombres y mujeres de la nobleza, de la burgues铆a y del pueblo llano (cofrad铆as parroquiales de caridad y Damas de la Caridad), j贸venes campesinas (Hijas de la Caridad), para contagiar con su propia visi贸n del evangelio, basada en las palabras mismas de Jesucristo en el evangelio de San Lucas 4,18: "El Se帽or me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres, la liberaci贸n a los cautivos, la vista a los ciegos, la libertad a los oprimidos"

Muri贸 en la paz del Se帽or antes de amanecer el 27 de septiembre de l660. Fue canonizado en 1737.

Obras
Pocos santos ha habido tan activos como Vicente de Pa煤l. S贸lo destacando sus principales realizaciones, la lista de 茅stas es impresionante.

En 1617, sintiendo la necesidad de organizar obras pr谩cticas de caridad en Ch芒tillon, fund贸 "las Caridades" (m谩s tarde conocidas como las Damas de la Caridad y ahora llamadas AIC Asociaci贸n Internacional de Caridades). 
En 1625, fund贸 la Congregaci贸n de la Misi贸n. En el momento de su muerte, la Congregaci贸n hab铆a llegado a Polonia, Italia, Argelia, Madagascar, Irlanda, Escocia, las H茅bridas y las Orkneys. Durante su vida, la casa de San L谩zaro ella sola dio m谩s de mil misiones.

En 1633, junto con Luisa de Marillac, fund贸 la Compa帽铆a de las Hijas de la Caridad. Durante su vida, se erigieron m谩s de 60 casas entre Francia y Polonia. Luego, la Compa帽铆a lleg贸 a ser una de las m谩s grandes congregaciones que ha visto la Iglesia.

De 1628 en adelante se fue comprometiendo m谩s y m谩s en la reforma del clero, organizando ejercicios para ordenados, las Conferencias de los Martes y retiros para sacerdotes. Abelly nos dice que m谩s de 12.000 ordenados hicieron los ejercicios en San L谩zaro. En los 煤ltimos 25 a帽os de su vida se encarg贸 de la fundaci贸n de seminarios para el clero diocesano, obra que describi贸 como "casi igual" y en otras ocasiones como "igual" a la de las misiones. 隆Y lleg贸 a fundar veinte!

Tan impresionantes fueron las actividades de Vicente que el predicador de su funeral, Henri de Maupas du Tour, declar贸: "Poco le falt贸 para cambiar la faz de la Iglesia".