Juventud Mariana Vicenciana
Juventud Mariana Vicenciana La Asociaci贸n de Hijos e Hijas de Mar铆a, que se llama en muchos pa铆ses Juventud Mariana Vicenciana, es de 谩mbito universal.
Nacida en el seno de la gran Familia de San Vicente de Pa煤l, su historia est谩 ligada a la expansi贸n de la Compa帽铆a de las Hijas de la Caridad y de los Sacerdotes de la Congregaci贸n de la Misi贸n.

Por muchos a帽os desaparecieron los varones y s贸lo quedaron las hijas de Mar铆a solteras y casadas.

1830 es la fecha del hecho hist贸rico de las Apariciones de la Virgen Inmaculada.
Fue el comienzo de una Asociaci贸n Mariana.

Las primeras Hijas de Mar铆a se organizaron en grupos por distintos lugares  de Francia. De 1835 a 1847, se formaron los 15 primeros grupos.
La primera Hija de Mar铆a se llamaba Benigna Hair贸n, procedente, como otras muchas, de los internados que llevaban las Hijas de la Caridad. Las primeras reuniones se les denominaban: "Cen谩culos Marianos".
El Superior General, P. Etienne, obtiene la Aprobaci贸n Pontificia dada por el Papa P铆o IX el 20 de junio de 1847, la cual se extiende en 1850 a la rama masculina. El Superior General de la Congregaci贸n de la Misi贸n puede establecer la "Sociedad piadosa bajo el t铆tulo de la Inmaculada Virgen Mar铆a", en todas las casas de la Congregaci贸n en el mundo.
El 19 de septiembre de 1876, el Papa P铆o IX firma un Breve por el cual permite que las j贸venes que no eran alumnas de los colegios de las Hermanas pudieran pertenecer a la Asociaci贸n.

El aire renovador del Concilio, junto al aumento del n煤mero de asociados, dio lugar a una nueva estructuraci贸n de los mismos que se va perfilando en una nueva nomenclatura. 
Desde los comienzo existieron las Hijas de Mar铆a y aspirantes, luego tomar铆an diferentes nombres la secci贸n de peque帽os: 谩ngeles, mensajeras, cadetes en Francia.
Se logra encasillar en edades diferenciadas, de infantiles, juveniles, j贸venes, j贸venes mayores, adultos familias Marianas Vicencianas.

La identidad de la Asociaci贸n viene se帽alada por sus notas.

Como grupo Apost贸lico es uno m谩s en la Iglesia, desde que en 1847 disfruta de la Aprobaci贸n Pontificia. Se considera una fuerza dentro de la misma Iglesia y desde donde realiza su trabajo de evangelizaci贸n cada miembro por su pertenencia a ella desde el Bautismo (Nota Eclesial).

La Asociaci贸n tiene como Modelo a Mar铆a, Madre de la Iglesia, Animadora de la Comunidad que nos da a Cristo (Nota Mariana).

Por eso los miembros de este Movimiento, tratan de contemplarla en los distintos aspectos con que nos la propone la misma Iglesia: Mujer creyente, Mujer orante, Madre de la Iglesia.

Sierva de los Pobres, Mediadora Universal.

Todo cristiano es misionero. Todo miembro de J.M.V. debe serlo porque Mar铆a, la Virgen del Globo nos lo muestra as铆 para cumplir el mandato de su Hijo, Jes煤s: "Id y predicad". Los Hijos de Mar铆a son Ap贸stoles de la Evangelizaci贸n en su ambiente y en la Misi贸n Ad Gentes. (Nota misionera).

Su apostolado de Evangelizaci贸n y Servicio lo realizan al "estilo vicenciano" siguiendo a San Vicente de Pa煤l, al servir a los pobres y marginados de la sociedad en los servicios constantes, peri贸dicos que la Asociaci贸n o la Comunidad de J.M.V. les oferta y de acuerdo con la edad y maduraci贸n de su fe (Nota Vicenciana). Es la nota carism谩tica de todo J.M.V.

Todo joven de J.M.V. ve en Mar铆a una copia de Cristo en la que puede fijarse, a la que puede imitar en sus virtudes, y que le ayudar谩 a vivir con profundidad en la Asociaci贸n. Desde los primeros momentos los j贸venes se proponen asumir las virtudes caracter铆sticas: Transparencia (pureza), colaboraci贸n (humildad), b煤squeda de la voluntad de Dios (obediencia), sensibilidad ante la pobreza (caridad). Son virtudes que todo joven mariano debe asumir.

La Consagraci贸n Marina, como vivencia que fortalece la consagraci贸n bautismal, ser谩 el c煤lmen de este mirar y de imitar a Mar铆a al terminar el proceso de maduraci贸n en la fe. 

"A JES脷S POR MAR脥A".
 

El sitio web usa cookies y recolecta datos con el fin de mejorar su experiencia de navegaci贸n. Con su permanencia, usted acepta nuestra pol铆tica de privacidad.

(Soy P. Juan Jose Mendoza)