La Espiritualidad Vicenciana: Un encuentro con Cristo en los pobres
La Espiritualidad Vicenciana: Un encuentro con Cristo en los pobres Escrito por: Luigi Mezzadri, CM, Provincia de Roma
Traducido por F√©lix √Ālvarez Sagredo, CM, Provincia de Madrid.


Conocer
En el siglo XVII la espiritualidad estaba de moda.  En los salones se hablaba de Dios. Bremond hab√≠a hablado  de una "invensi√≥n m√≠stica". Madame Acarie cada vez que o√≠a hablar de Dios entraba en √©xtasis.

Se consideraba que la santidad fuera un hecho místico; se es santo cuando se tiene visiones o se realizan milagros. Por ello se buscaba en la vida de los santos hechos extraordinarios.

De este modo se excluía a los cristianos comunes, que consideraban la santidad como algo que estaba fuera de sus posibilidades.

Entre los padres de la iglesia, San Gregorio Nacianceno se ha desarrollado la teor√≠a seg√ļn la cu√°l habr√≠a tres tipos de vida espiritual: la contemplativa ( propia de los monjes  y las monjas y que es la m√°s alta), la activa (propia de quien vive en el mundo y que es menos perfecta) y la m√≠stica ( propia de la acci√≥n pastoral, que una contemplaci√≥n y acci√≥n).

Como consecuencia se consideraba que la contemplación llevase más fácilmente a la santidad, por medio de la vía mística, mientras que para quienes están inmersos en el mundo sería posible solamente una santidad áscetica, por medio de la vía áscetica.

Es verdad que San Francisco de Sales, había descrito el ejemplo de dos hermanas, una monja, que vivía como alguien en el siglo, y la otra casada, que vivía como una monja.

Para él la santidad era para todos. Pero esta idea no había sido acogida de modo unánime.

Los religiosos defendían encarnizadamente la idea que sólo ellos estarían "en estado de perfección" . Se agudizó el contraste entre vida activa y vida contemplativa, entre Marta y María.

El sitio web usa cookies y recolecta datos con el fin de mejorar su experiencia de navegación. Con su permanencia, usted acepta nuestra política de privacidad.

(Soy P. Juan Jose Mendoza)